Prensa

Ruth Iniesta 2015“Tonadillas Blas de Laserna”

“La cantante zaragozana, una lírico-ligera de voz luminosa, certeros y pimpantes agudos, con un centro sonoro, fue una expresiva España (antigua y después, al final, moderna) y también a la pizpireta hija del sochantre. Mostró su flexibilidad canora y sus amplios recursos escénicos. Fue la triunfadora de la representación.” Federico Figueroa (OperaWorld)

Recital de zarzuela

“Una tarde cuya estrella femeninda fue una rutilante Ruth Iniesta, que estuvo sobresaliente en ‘Me llaman la primorosa’, de Nieto y Giménez, donde realizó una destacable exhibición de canto fluido y exhibió su facilidad para la coloratura. La soprano zaragozana, reciente ganadora del tercer premio del Concurso Montserrat Caballé y triunfadora en el montaje de ‘L’elisir d’amore’, de G. Donizetti, aquí en el Principal en mayo, volvió a lucir anteanoche su hermoso timbre, en una voz potente y bien dominada. Iniesta apoyó su canto en un dominio escénico notable tanto en sus romanzas como en dúos y tríos con sus compañeros de recital.”
Luis Alfonso Bes (Heraldo de Aragón)

“Luna de miel en El Cairo”

“la soprano ligera Ruth Iniesta como Martha, la gran protagonista femenina de la función de Alonso, que ofreció una atrayente personalidad escénica, haciendo uso de una depurada técnica vocal por medio de su voz dulce y homogénea, de fina tersura, brillo inmaculado, grácil coloratura y cuidada dicción vocal (algo que siempre se suele echar en falta en cantantes de su cuerda), seduciendo en números de efecto como la marcha a ritmo de pasodoble “¿Está llorando?” o los sentimentales dúos de estilo de opereta que mantiene con Eduardo (“Ven, compositor y “En la noche azul”). Ha sido una gran satisfacción que el teatro haya contado otra vez con la participación de la joven soprano zaragozana, a la que auguramos un imparable ascenso en el mundo de la lírica española.” Germán García Tomás (Opera World)

“Madrid, otra mirada”

“Iniesta’s pitch-perfect, light-lyric soprano is strikingly even throughout the registers, strongly projected and unfailingly pleasant to hear. She and her sensitive partner rang the musical changes beautifully, from the light comedy of Aniceta, through the nobility of the bolero from Jugar con fuego, to the intense pain of Sorozábal’s betrayed flower girl. Perhaps the biggest musical surprise came at the end of the official programme: I for one had never realised just how rich and powerful the soprano solo from Torroba’s Monte Carmelo could be, before experiencing Iniesta’s take on it.

There are doubtless a fair number of sopranos who manage this repertoire well, even the daunting coloratura of Vives’s “nightingale song” from Doña Francisquita. Where Iniesta rises above the competition is in her intelligent way with the words, and her ability to evoke a host of varied characters, from Chapí’s melancholy Alcalde’s daughter, surprised and not a little indignant with herself for falling in love with a mere shepherd, through to the knowing directness of La tempranica’s gypsy boy, stamping on the tarantula at the end of his pert little lesson on the stupidity of love.

Enough. The recital was a joy from start to finish. Iniesta’s natural, unforced charm and enthusiasm for sharing these wonderful songs with an eager audience won all hearts.”
Christopher Webber (Zarzuela.net)

Comentarios cerrados